entrada-104Un polvazo en la cocina, a la zorrilla de mi mujer, le encanta que la trate como a una zorrilla. Dándole de comer mi polla hinchada, viendo como se pone a cien con cada lamida que me da, para luego follármela como un animal encima de la encimera. Viendo como se corre de placer, con cada estocada que le doy, llegando juntos a un gran orgasmo, viéndola beberse mi rica leche caliente sin derramar una gota.

⇓ Descargar Vídeo HD